sábado, 17 de noviembre de 2007

Un regreso muy esperado: Led Zeppelin

El sueño de millones de seguidores de todo el mundo se materializa en una fecha: diez de diciembre de dos mil siete. Ese día, Led Zeppelin se subirá de nuevo a un escenario, concretamente, el Arena O2 de Londres para hacernos vibrar con su música.

1968 pasó a convertirse en referente de la historia del rock por ser invitado de excepción en la unión de Robert Plant (vocalista), Jimmy Page (guitarrista), John Paul Jones (bajista y teclista) y John Bonham (batería), que dió origen al mítico grupo británico Led Zeppelin, uno de los más influyentes de su género.

Sería un mal chiste de Keith Moon, batería de The Who, refiriéndose a que la banda fracasaría y caería como un “Zeppelin de plomo”, el que daría nombre al grupo, si bien inicialmente se llamaban “Lead Zeppelin”, suprimieron la a para eludir cualquier problema de pronunciación por parte de los norteamericanos.

Su primer disco lleva por nombre “Led Zeppelin” (1969) y representa la esencia de su estilo personal: rock and roll impregnado de blues, con riffs virtuosos, folk e incluso influencias de la costa oeste americana, pudiendo disfrutar en el mismo de temas como Babe, I’m gonna leave you; Good times, bad times; black mountain side; etc.

En ese mismo año, 1969, vería la luz su segundo trabajo discográfico “Led Zeppelin II”, el cual les consagró definitivamente. El verdadero sonido de este grupo se encuentra en este álbum con piezas como Whole lotta love; Thank you; Heartbreaker; etc.

Los miembros bautizarían su tercer disco con el nombre de “Led Zeppelin III” (1970), incluía elementos de folk y no tuvo una buena acogida entre la crítica musical, aunque destacan composiciones como Inmigrant song o Since I’ve been lovin you.

Esas críticas jugaron un papel muy importante en el siguiente trabajo (1971), que originalmente no tuvo título que permitiese identificarlo con Led Zeppelin y sólo aparecían unos extraños símbolos únicos o runas a modo de firma de cada uno de los integrantes de la banda. El álbum conocido como Untitled o Led Zeppelin IV contiene la que es la canción más famosa e influyente de este grupo británico: Stairway to heaven. (La verdad es que el solo de guitarra de Jimmy Page pone los pelos de punta…).

Posteriormente vendrían otros discos como:

- Houses of the Holy (1973), donde hay una gran mezcla de estilos musicales (blues, rock, folk e incluso reggae).

- Physical Graffiti (1975), primero bajo su propio sello discográfico, Swan Song, con piezas impresionantes como Kashmir.

- Presence (1976), que no contiene ninguna canción acústica, ni se utiliza ningún teclado y tiene un carácter más suave y lento como los más de diez minutos de Achilles last stand.

- The song remains the same (1976), recopilación de actuaciones en directo de la banda.

- In through the out door (1978), último álbum de estudio.

Algunos de sus miembros estaban marcados por sus adicciones, que llevaron a la muerte de John Bonham en 1980, fecha que significó su disolución como banda. Después vendrían otros álbumes como Coda (1982) con material inédito descartado de la realización de discos anteriores.

Al margen de las leyendas que han marcado su historia, Led Zeppelin deja un legado musical de tal calibre que su sonido, inconfundible, contiene influencias de todo tipo: blues, rock & roll clásico, soul, música celta, música india, árabe, folk, country e incluso reggae, así como destaca su capacidad para adaptar conceptos compositivos como el “contrapunto”.

A pesar de no haber estado presente, ni ser consciente del fenómeno que significó Led Zeppelin en su momento, su legado es tan increíble que me ha permitido descubrir la auténtica esencia musical que considero representanda en el sonido real de los instrumentos y no en las prefabricaciones actuales.

Ojalá hubiera vivido la época hippie, pero pertenezco a otra generación que envidiamos la calidad musical existente en aquel momento mágico de los años 70, años que dieron artistas y grupos con nombre propio en la historia de la música.

Sin más, disfrutemos de la ya mítica canción “Stairway to heaven”…

1 comentario:

Moony dijo...

yo tampoco viví la época hippie, pero supongo que me acerqué mucho más que tú. Se acercaron, eso sí, los hermanos mayores, muy mayores. Y recuerdo la emoción que se sentía al hablar de la isla de Man, ya en sus últimos coletazos como icono, la música que entonces no entendía, como Led Zeppelin, unos Beatles que ya no lo eran... muchas cosas vistas con ojos muy infantiles pero que no sé por qué, ya impresionaban.

Bienvenidos de nuevo a la galaxia diaria, Led Zeppelin. En nuestros oídos aún se arrastran acordes con sabor a años 70.

Un abrazo.

 

Design by Amanda @ Blogger Buster